Celestun, Yucatan – paraíso de los flamencos

Aquí prospera la única colonia de flamencos rosados en Norteamérica: un parque rico en pobladores que ya existían cuando el hombre aún no habitaba este planeta.

Celestun - Yucatan, Mexico

Celestun – Yucatan

A lo lejos parece un banco de niebla color rosa, montado entre el verde de los manglares y el agua turquesa. La lancha se acerca lentamente y de la nube rosada se desprenden algunos cientos de flamenco, mientras el resto descansa sobre una se sus largas patas o sumergen el pico negro en busca de alimento en la ría de Celestun.

La reserva especial de la Biosfera de Celestun -96 kilómetros al oeste de Mérida- fue declarada refugio protegido en 1979. Con 600 mil hectáreas y 21 kilómetros de largo, abarca porciones de los municipios de Celestún y Maxcanú, en Yucatán, y Calkiní, en Campeche.

La aventura en Celestun comienza en un centro de atención al turista, donde se instruye a los visitantes sobre los recovecos naturales del lugar y la fauna que lo habita; 3 especies de mamíferos, como el mono araña, jaguar o ocelote; 3 especies de tortugas: carey, blanca y caguama; 2 de cocodrilos y 77 de aves, como la matraca yucateca, la garza rosada y la vedette de la reserva, el flamenco rosado.

Barca, Celestun

Barca en el rio de Celestun

Los paseantes abordan una lancha para navegar en aguas poco profundas, que en algunas partes de la ría alcanzan sólo 30 centímetros. El recorrido empieza por “El Tambor” o “El dormidero”, desde donde se divisa la parvada de flamencos.

La embarcación se detiene a 50 metros de la aves, para evitar que, azuzadas por el pánico, levante el vuelo desordenadamente, lo que pone el riesgo el ciclo reproductivo y a los pájaros mismos, de patas muy frágiles y quebradizas.

La ría de Celestun es el único punto de América del norte donde se encuentra el flamenco rosado o del Caribe (Flamingo en inglés), traído por las aguas bajas del estero, clima templado y el plancton, rico en diminutos crustáceos rojizos que pigmentan el plumaje de las aves.

El manglar es un sitio seguro para que el ave desove y viva en paz hasta 25 años. Se calcula que en algunas temporadas habitan en Celestún 27 mil flamencos.

Manglares Celestun, Yucatan

Manglares de Celestun, Yucatan

Tras la observación de aves: el lanchero lleva al grupo a un ojo de agua llamado “La baldiosera” que sirve de refugio a cientos de aves y monos araña. No es raro topar de pronto con un par de ojos acechantes a ras de agua, que observan detenidamente la embarcación: se trata de cocodrilos que cazan por ahí y que al verse descubiertos no huyen.

En “la baldiosera” está permitido nadar (sólo por 15 minutos).

El guía tranquiliza al grupo al informar que la zona está protegida por mallas de acero para que no se introduzcan los cocodrilos.

Para concluir el paseo los viajeros son llevados al pueblo pesquero de Celestun, famoso por sus platillos de mariscos, especialmente los camarones a la “flamenco”, servidos con crema y salsa roja mezcladas para obtener un color rosa similar al plumaje de las aves.

  • Alex Balak

    tu foto de los flamingos esta genial! me gustaría usarla para un calendario, donde puedo comprarla?