El museo de Sonora – Celdas con patrimonio cultural

El museo de Sonora, se encuentra en el edificio de la ex penitenciaría estatal, que hoy conforma el conjunto del Centro Regional del Museo de Sonora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El proyecto del edificio de la antigua penitenciaría se debe al Arturo F. Wrotnowski, cuya construcción comenzó en 1897 y se abrió para guardar a indígenas yaquis en 1907.

Al interior del Museo regional de Sonora

Al interior del Museo regional de Sonora

La obra se conforma por dos edificios principales unidos por un puente. El mayor de éstos es de piedra marmórea (extraída del Cerro de la Campana). Consta de dos plantas con torreones en las es quinas y un área de sótanos; en éste se encontraban las celdas de los prisioneros que eran castigados.

El segundo menor es de ladrillo, también formado por dos plantas y era destinado a las oficinas administrativas.

Funcionó como penitenciaría hasta 1979. En 1971 se restauró con recursos proporcionados por el Gobierno del Estado de Sonora y el INAH para difundir la cultura sonorense.

El Centro del INAH divide sus ex posiciones permanentes en cuatro: historia natural, Épocas prehispánica, colonial e independiente presentadas a lo largo de 18 salas pequeñas.

Historia natural

Como introducción a la historia de la tierra en general, y del estado en particular, se señala en esta sala el lugar que ocupa nuestro planeta en el universo. Por medio de carteles se muestran diferentes galaxias, el sistema solar, y un mapa gigante de la luna.

Se representan las tres grandes eras geológicas que marcan la historia de la tierra: Paleozoico, de 570 a 240 millones de años; Mesozoico, de 240 a 60 millones de años, y Cenozoico, de 60 millones de años a la actualidad.

La sala dos muestra una colección de minerales; la tres, una de fósiles, además de ilustrativos dibujos y mapas que amplían cada uno de estos temas.

En la última sección de esta área, se presentan las cuatro grandes zonas ecológicas de Sonora: desierto, pradera, montaña y costa, ya que la flora y fauna fueron determinantes en los desarrollos culturales que se dieron en el territorio desde hace miles de años.

Mediante gráficas se dan a conocer las plantas y animales clasificadas por su nombre común, que caracteriza a cada una de estas zonas.

Época prehispánica

Aquí se muestra por medio de mapas y dibujos, cómo eran los hombres del Pleistoceno que llegaron a Sonora.

También se exhibe una colección de puntas y otras herramientas Clovis, las cuales hacen evidente la presencia del hombre desde hace 15 mil años en esta zona.

Un total de 18 piezas se pueden admirar en una sala, dedicada al área más antigua de América. Se exhibe una escultura de una serpiente emplumada tallada en piedra, un plato de cerámica ceremonial de Teotihuacán y una urna fúnebre de los zapotecas.

En el área de culturas prehispánicas de Sonora, se muestran evidencias de prácticas agrícolas en el estado. Se reconocen grupos agrícolas: Huatabampo, Río Sonora, Trincheras y Casas Grandes.

La cultura de Huatabampo está re presentada por las figurillas “Ojo Grano de Café” y ollas de cerámica con engobe rojo. De la región de la cultura Río sonora, se exhiben piezas que sirvieron para intercambio: mosaicos de turquesa, cascabeles de cobre y ornamentos de concha nácar.

La colonia

Esta sala ilustra, mediante armas del siglo XVI, el desarrollo de los primeros intentos de conquista de Sonora; como refuerzo de ello se presentan algunos mapas y dibujos que explican en detalle dichos acontecimientos.

Entre las piezas de esta sala destacan una colección de monedas de plata y una armadura usada por es pañoles del siglo XVI.

Época de Independencia

La colección histórica que comprende esta sala está relacionada con las invasiones extranjeras a nuestro territorio: la norteamericana, el tratado de la Mesilla y la intervención francesa. Como piezas representativas de estos conflictos se muestran armas y medallas, así como objetos de lujo introducidos a través de la intervención francesa, como platos y jarrones de porcelana francesa e inglesa, y un vestido de seda estilo princesa.

La expansión del capitalismo en Sonora provocó la incorporación de las tierras comunales indígenas a la producción capitalista a costa de las comunidades indígenas; esto afectó principalmente a los Seris, Yaquis, Mayos, y Guarijíos.

Minería y Sociedad del cambio

La explotación del proletariado Sonorense de principios del siglo creó una serie de descontentos los cuales se reflejaron en la huelga de Cananea, así como el surgimiento de los partidos políticos liberal y club verde. Se observa aquí un diorama de una mina de explotación manual, así como las herramientas utilizadas en las labores como picoprospector, lámpara minera, etc. además de una colección de tlacos y pilones.

Presenta una interesante cantidad de fotografías que muestran los acontecimientos del periodo revolucionario en sonora: el maderismo, el constitucionalismo y el plan de Agua Prieta.

Como último tema se presenta los avances y logros obtenidos durante la Revolución; se destacan los aspectos económicos y sociales. Hay replicas de dos barcos camaroneros y atuneros, así como herramientas utilizadas en la pesca.