Empapada movida en el rio Amacuzac, Morelos

A cinco minutos del centro de Cuernavaca se ubica la estación base de una de las compañías de rafting con mayor tradición del país. De ahí se inicia el viaje que desembocará en los rápidos del río Amacuzac, custodiado por el cañón que el propio afluente formó hace millones de años.

Puente colgante en el Amacuzac, Morelos

Puente colgante en el Amacuzac, Morelos

Es un viaje lleno de adrenalina por la turbulencia del agua en la que navegará. Pasar un rápido es como estar en la montaña rusa, pero sobre una balsa inflable, en un río que usted está enfrentando, lo que le asegura un reto con empapada total.

Para que los primeros en experimentar un descenso en río no queden con dudas, el guía más experimentado reúne a todos los aventureros antes de remontar las rocas para indicar los nombres y señales que se les dará en el recorrido. Son acciones muy sencillas, pero importantes para evitar sorpresas.

Los guías son personas amables y bromistas, quienes no pierden la oportunidad de molestar a la balsa contraria, lo que forma un verdadero sentimiento de grupo entre los integrantes de las embarcaciones, aunque sean personas que apenas conoció una hora antes.

La técnica es la clave

Rafting en el rio Amacuzac, Morelos

Rafting en el rio Amacuzac, Morelos

Remar no es un penitencia, lo importante y la clave del éxito para no cansarse radica en poner atención a las indicaciones del guía y tener una buena coordinación entre los remeros, principalmente los de punta. El guía es el timón, los punteros serán los responsables de llevar el ritmo y liderear a las seis personas que puede llevar una balsa.

La mayor parte de las actividades de ecoturismo de Morelos y Guerrero se realizan gracias al río Amacuzac. Sus torrentes externos permiten que los amantes del descenso en río puedan practicar la emocionante actividad. Su agua filtrada al subsuelo ha creado un gran número de cuevas y grutas de gran belleza, por ejemplo las Grutas de Cacahumailpa le deben su existencia a este afluente.

Diferentes tipos de rápidos

Se practica kayak en el rio Amacuzac, Morelos

Se practica kayak en el rio Amacuzac, Morelos

La parte del río usada para rafting y kayaking se divide en dos: el Alto y el Bajo Amacuzac. Los recorridos de 15 kilómetros (unas tres horas de recorrido), del Alto Amacuzac son adecuados para toda la familia porque sus rápidos son de categoría II y III dentro de una escala de VI, esto significa que son tranquilos pero emocionantes por las pequeñas turbulencias que presentan.

Los niños embarcados para el paseo deben tener una edad mínima de cinco años. Esto es porque se necesita un peso mínimo para evitar que la balsa se voltee. La experiencia es una recompensa, sin duda los chicos son los más alegres y contentos, en parte por el gusto de mojarse y también por ser uno de los primeros acercamientos directos con la naturaleza.

El rio Amacuzac, Morelos

El rio Amacuzac, Morelos

El trayecto del Bajo Amacuzac es de aproximadamente 18 kilómetros, el río se vuelve más salvaje con rápidos clase III y IV. Aunque no es una travesía peligrosa, es recomendable para mayores de 14 años. Podríamos referirnos a esta zona como la de mucha adrenalina. La sección alberga 20 rápidos no aptos para cardiacos. Una vez en la balsa no hay marcha atrás, tendrá que terminar el recorrido porque no hay manera de detenerse.

Mientras navega verá algunos lugareños pescar o cuidar a su ganado; apreciará las extravagantes formaciones de piedra y la fauna del lugar como las garzas, el martín pescador y algunas aves de presa.

El costo del descenso es de 500 pesos por persona. Incluye el préstamo de todo el equipo necesario, como son los cascos, remos y chalecos adecuados para el deporte, bolsas secas para llevar algún objeto necesario, agua, y comida al finalizar el reto. Estará a merced del sol y el clima, mojado todo el tiempo. Hará mucho ejercicio, pero nunca se sentirá solo, pues será asesorado en todo momento por los expertos.

Al final… el descanso

El rio Amacuzac en Morelos

El rio Amacuzac en Morelos

Su recorrido termina en una pequeña casa a orillas del río, sentado con sus compañeros de viaje compartiendo un festín de pellizcadas, los sopes típicos de la región, o disfrutando de un delicioso pozole con el sabor que la tradición del lugar le contagia. Un camión los estará esperando, listo para llevarlos de vuelta a las oficinas de la empresa en Cuernavaca antes de las cinco de la tarde. Después de haber salido muy animado e impaciente al inicio de la aventura, regresará tan manso como un corderito, pensando sólo en dormir. Así que anímese y no le tenga miedo al río.

  • Melissa

    Cómo se llama la empresa???, he buscado para rafting en amacuzac pero me parecen muy caros..ayuda por fa!!!